• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
27 jun 2016

Faltan recursos y coordinación para atender los problemas de salud mental de niños y jóvenes

Así lo revelan los datos del informe “Situación de la salud mental de niños y adolescentes” que han publicado de forma conjunta la Federació Salut Mental Catalunya y la Fundació Pere Tarrés.

informe salud mental cataluñaLa Fundació Pere Tarrés y la Federació Salut Mental Catalunya presentaron el pasado 9 de junio en la Facultad de Trabajo Social y Educación Social Pere Tarrés de Barcelona el informe sobre la situación actual en la atención a niños y adolescentes con problemas de y los retos y recomendaciones para el futuro.

El informe “Situación de la salud mental de niños y adolescentes” responde a la necesidad, como señala la Organización Mundial de la Salud, de trabajar en la prevención de los problemas de salud mental en la población infantojuvenil, uno de los grandes retos en la mejora de la atención en salud mental.

El estudio ha contado con la participación de 40 profesionales del ámbito de la salud mental y de la infancia y la adolescencia, que han trabajado en una sesión conjunta, para añadir sus aportaciones a la revisión de diferentes fuentes secundarias.

Como se refleja en el informe, a nivel internacional se estima que la prevalencia de los problemas de salud mental es de entre el 10 y el 20% de la población infantil y adolescente, y según la OMS el 75% de trastornos mentales comienzan antes de los 18 años.

Informe "Situación de la salud mental de niños y adolescentes" El estudio ha detectado necesidades como:

- Integrar los diferentes servicios (sanitario, escolar, social y de ocio) de manera coordinada.

- Combatir las desigualdades territoriales.

- Invertir más en prevención.

- Dar más acompañamiento a las familias.

- Dedicar más recursos a los adolescentes.

- Poner en valor la tarea de detección y prevención que pueden hacer los centros de esparcimiento y centros socioeducativos.

A la hora de desarrollar un trastorno mental en la infancia y adolescencia influyen diversos factores  como la falta de capacidades individuales, emocionales o relacionales, conductas de riesgo como el consumo de tóxicos y, muy especialmente, la interacción con la familia y el entorno social. También las circunstancias socioeconómicas pueden ser determinantes.

Así, la pobreza puede aumentar el riesgo de sufrir un trastorno mental. Durante la presentación del informe, Rosa Coscolla, jefe de innovación y metodología de Consultoría y Estudios de la Fundación Pere Tarrés afirmó que, según datos de la ESCA, “un 5,4% de los niños de 4 a 14 años en familias de inferior clase social tienen probabilidad de sufrir un trastorno mental y sólo un 2,5% en el caso de los niños de clase social alta“.

En el siguiente enlace se puede consultar el Informe ”Situació de la salut mental d’infants i adolescents” (en catalán)

Comparte y disfruta
    Feafes