• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
08 jun 2017

Fedeafes expresa su indignación ante el espectáculo “Manicomio” de El Circo de los Horrores

La federación vasca Fedeafes expresa su indignación ante el espectáculo “Manicomio” y rechaza rotundamente la imagen distorsionada de la enfermedad mental que transmite el ‘Circo de los Horrores’.

Logo FEDEAFESFedeafes, la federación de Euskadi de asociaciones de familiares y personas con enfermedad mental, expresa su indignación y rechaza la imagen distorsionada de la enfermedad mental que transmite el . Este espectáculo, que se está desarrollando en diferentes ciudades y que ha actuado en Bilbao desde el 1 hasta el día 4 de junio, lleva por título “Manicomio” y ya desde su publicidad promete “arrastrar al público a través del inquietante mundo de la locura”.

Durante la función, ambientada en un antiguo manicomio del siglo XVIII, tenebroso y olvidado, acróbatas, trapecistas, monologuistas y malabaristas dan vida a pacientes psiquiátricos y profesionales de . La imagen que se proyecta de la enfermedad mental, a través de pacientes psiquiátricos encerrados y peligrosos y que son representados como objeto de burlas o violentos, se fundamenta en todos los prejuicios y falsas creencias que se han atribuido de forma infundada a las personas afectadas por una enfermedad mental. Más allá de la libertad creativa de cualquier obra artística, afirma que esta imagen de la enfermedad mental ahonda en la hacia el colectivo y, como consecuencia, en la vulneración de sus derechos.

Además, durante el espectáculo se muestra a estas personas como seres perturbados y violentos, capaces de cometer actos atroces y suscitar el miedo. Por todo ello, el ejercicio de la obra supone un atentado contra la dignidad, la imagen y el honor de las personas con problemas de salud mental.

Las atribuciones, erróneas, sobre la inestabilidad o peligrosidad del trastorno mental, se ven agravadas cuando se hace un uso poco responsable de la representación de la salud mental en el espacio público. Entendemos que los espacios culturales y artísticos son un foco importante de impacto a la opinión pública y en las construcciones sociales. Y más aún si tenemos presente que se trata de una obra cuyo público mayoritario son jóvenes, y con asistencia de numerosos menores.

Fedeafes considera que este enfoque no hace sino alimentar el morbo y los estigmas, así como la discriminación, con el objetivo de hacer negocio con el sufrimiento ajeno. Por ello, pide el cese de la obra por considerar que estigmatiza e incita a la discriminación y vulneración los derechos fundamentales de las y por incitar claramente hacia la discriminación del colectivo.

No soy Un Circo UMASAMLa preocupación mostrada ante este espectáculo y la empresa que lo organiza no es nueva, ya que desde hace años ha venido representándose. De hecho, sus responsables accedieron en 2012 a cambiar algunos de los adjetivos que se utilizaban en la obra y en su publicidad, junto con una advertencia de que se trata de una ficción que no pretende estigmatizar la enfermedad mental, debido a la presión realizada entonces por el movimiento asociativo.

En 2012 se consideró positivo este acercamiento al movimiento asociativo, se les informó a los responsables de la situación de las personas con enfermedad mental, de la discriminación que sufren a causa de los estereotipos y de los prejuicios como los del espectáculo que desarrollaban, y se les asesoró. Así, el movimiento asociativo entendió que dicha obra se había proyectado desde el desconocimiento de la realidad de las personas con problemas de salud mental. Pero, lamentablemente vuelve a ser reiterativo y el contenido actual sigue siendo inaceptable para esta federación.

En 2017, con toda la información previa, vuelven a realizar el mismo espectáculo, lo que se considera ya una verdadera intención de utilizar la imagen de las personas con problemas de  la salud mental, a sabiendas y conocedores de las implicaciones que tiene para el colectivo y de la incitación a ahondar en los estereotipos que causan discriminación y vulneración de derechos del colectivo. Hay otras maneras de realizar una obra, que entendemos puede ser artística, comercial y atractiva, sin necesidad de atacar a las personas con discapacidad.

Como se viene denunciando en los últimos años, la imagen que ofrece el espectáculo de la patología psiquiátrica y los recursos sanitarios destinados a tratarla puede influir negativamente en la visión que la sociedad tiene de la enfermedad mental. Pero, aún más grave, el prejuicio y la ignorancia mostrados en la obra pueden acabar teniendo incidencia en la propia vivencia de los afectados.

Por todo ello, Fedeafes hace un llamamiento a las administraciones públicas vascas competentes a la hora de permitir este tipo de espectáculos a que tengan en cuenta la normativa sobre discapacidad que recoge la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad. Esta ley, en vigor desde el año 2008, insta a los Estados a adoptar las medidas inmediatas, efectivas y pertinentes para luchar contra los estereotipos, los prejuicios y las prácticas nocivas respecto de las personas con discapacidad como lo son las personas con enfermedad mental. Igualmente, la ley autonómica 10/2015 del 23 de diciembre de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, en su artículo sexto, recoge como espectáculos prohibidos los que inciten o fomenten la violencia, el racismo, la xenofobia, el sexismo y cualquier otra forma de discriminación, o atenten contra la dignidad humana. En este caso entendemos que este espectáculo incita a la discriminación y se atenta contra la dignidad de las personas con enfermedad mental, que son mostradas como violentas y objeto de burla.

Fedeafes recuerda que el asociado a la enfermedad mental es una cuestión que ya presentó a la sociedad vasca, en 2014, con el estudio ‘La realidad del estigma social entre las personas con enfermedad mental en Euskadi‘. Este documento solicitaba la creación de una Mesa Transversal que aborde todas las cuestiones que inciden en la discriminación de derechos de las personas con enfermedad mental, precisamente para que evitar espectáculos de este tipo.

Fedeafes se suma así a las muchas denuncias hechas públicas y apoyadas contra este mismo espectáculo por parte de otras asociaciones de personas con enfermedad mental y familiares de España, así como por asociaciones del ámbito profesional de la salud como la SALUD MENTAL ESPAÑA (con más de 300 asociaciones), Salud Mental Andalucía, la Unión Madrileña de Salud Mental UMASAM, la federación Aragonesa de Salud Mental, la plataforma Obertament contra el estigma de Cataluña, ASCASAM, Fundación Manantial, Federación en Primera Persona de Andalucía, así como numerosas asociaciones de profesionales de la salud  como el Observatorio por el trato digno a las personas con enfermedad mental de la Sociedad Aragonesa y Riojana de Psiquiatría, El Servicio Andaluz de Salud, Faisem, Escuela Andaluza de Salud Pública, Asociación Madrileña de Salud Mental, Sociedad de Psiquiatría de Salud Mental de Madrid y Foro de Enfermería de Salud Mental, entre otras.

Todas ellas han manifestado su rechazo por considerar que estigmatiza a las personas con enfermedad mental y profesionales del ámbito de la salud mental. Igualmente, se han pronunciado también en este sentido plataformas de la discapacidad como CERMI Aragonés, CERMI Madrileño, CERMI Cantabria y CERMI Andaluz. En definitiva, el posicionamiento ante este espectáculo ha sido unánime en todos los sitios por donde ha pasado el espectáculo.

Este posicionamiento cuenta con el apoyo de EDEKA (Coordinadora Vasca de representantes de personas con discapacidad).

* Posicionamiento publicado por FEDEAFES el 7 de mayo de 2017 “Posicionamiento de FEDEAFES frente al espectáculo ‘Manicomio'”

Comparte y disfruta
    Feafes