• facebook
  • twitter
  • youtube
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
10 ago 2018

El Puente Salud Mental Valladolid crea un servicio que atiende a personas sin hogar con trastornos mentales

El Equipo de Detección e Intervención de Calle (EDIC), que funciona desde junio en colaboración con la Policía Municipal, ya ha contactado con once personas, datos muy positivos que demuestran el buen funcionamiento del servicio.

El Puente ValladolidEl Puente Salud Mental Valladolid afronta el reto de intervenir con que tienen problemas de en su entorno. Según ha informado la entidad, hasta el momento la atención a este colectivo se realizaba en la sede de la asociación, pero muchas de las personas derivadas de otros recursos como la Red de Personas sin Hogar, no llegaban a dar el paso de acudir por lo que no se podía iniciar una intervención con ellas.

Por este motivo, El Puente Salud Mental Valladolid vio la necesidad de poner en marcha el Equipo de Detección e Intervención de Calle (EDIC) cuyo objetivo, según explica Elisabeth Juárez, coordinadora del Área de Promoción de la Autonomía e Inclusión Social de la entidad, es “prestar una atención integral a personas sin hogar con problemas de salud mental con la finalidad de garantizar la atención de sus necesidades básicas y promover la inclusión y participación en la vida social y laboral”.

El equipo está formado por una educadora social y trabajadora social que llevan a cabo una intervención centrada en tres fases. En la primera de ellas, basada en realizar el contacto y la acogida, los profesionales contactan con la persona en su propio entorno y valoran el caso en función del perfil, situación, intensidad… En una segunda fase, se lleva a cabo un Plan de Apoyos Integrados, y en la tercera, la ejecución y seguimiento de la intervención.

El servicio se puso en marcha hace dos meses y desde entonces se ha contactado con once usuarios, de los cuales dos son mujeres. Desde la entidad valoran como “excepcionales” estos resultados, “ya que se trata de un colectivo, el de las personas sin hogar, difícil de trabajar por la falta de confianza”. La asociación explica que han conseguido “llegar hasta ellos, ganarnos su confianza a través de una relación de proximidad”. Esta fase, añaden, es vital para lograr el desarrollo de las otras dos fases donde se articulan las intervenciones sociales.

Comparte y disfruta
    Feafes