• facebook
  • twitter
  • youtube
  • picasa
  • wikipedia
  • RSS
26 feb 2018

Una mesa redonda aborda la realidad de la salud mental en los centros penitenciarios españoles

SALUD MENTAL ESPAÑA participó en la mesa redonda “Reclusos con discapacidad. Cuando la pérdida de libertad no es el único castigo” organizada por el CERMI en Servimedia.

SALUD MENTAL ESPAÑA en la mesa redonda "Reclusos con discapacidad. Cuando la pérdida de libertad no es el único castigo"El pasado miércoles 21 de enero, la asesora jurídica de , Irene Muñoz, participó en la mesa redonda sobre discapacidad y Reclusos con discapacidad. Cuando la pérdida de libertad no es el único castigo” organizada por el para trasladar la situación de las personas con problemas de salud mental y las reivindicaciones del movimiento asociativo.

En esta mesa, moderada por José Manuel González Huesa, general de Servimedia, también participaron Florencia Pozuelo, jefa de área de Programas Específicos de Tratamiento de la subdirección general de Tratamiento y Gestión Penitenciaria; José Manuel Arroyo, subdirector general de Coordinación de Sanidad Penitenciaria; Andrés Jiménez, responsable del Área de seguridad y justicia del Defensor del Pueblo; Inés de Araoz, asesora jurídica de Plena inclusión; Marta Muñoz, asesora jurídica de la CNSE y responsable del proyecto de atención a las personas sordas reclusas.

 Irene Muñoz, asesora jurídica de SALUD MENTAL ESPAÑA“Una persona, en el momento en el que se le diagnostica un trastorno mental, ya pierde libertad, es la primera puerta que se cierra, el diagnóstico, la sensación de que ya no eres un ciudadano de primera”, aseguró Irene Muñoz, asesora jurídica de SALUD MENTAL ESPAÑA, que explicó que en la Confederación “partimos de la premisa de que ninguna persona con trastorno mental debería entrar en prisión ni en un centro psiquiátrico penitenciario, donde las condiciones son tremendas”, ya que aunque los centros psiquiátricos penitenciarios se supone que “no son un castigo”, según Muñoz, al final lo son “por las condiciones en las que se encuentran allí estas personas”. 

Según explicó Florencia Pozuelo (con datos actualizados a diciembre de 2017), en los centros penitenciarios españoles hay un total de 4.366 reclusos con discapacidad, de los cuales 2.714 tienen algún problema de salud mental (el 62%).

Esta prevalencia es uno de los motivos por los que, según José Manuel Arroyo, explicó en Sanidad Penitenciaria tras superar la crisis del VIH se tiene el foco de su preocupación en el trastorno mental, “el problema al que se dedican más recursos y más esfuerzos para mejorar”, aunque“necesitaríamos más psiquiatras y también más psicólogos, en general más recursos humanos para una atención de calidad”, añadió Pozuelo.

Sobre los centros psiquiátricos penitenciarios Arroyo apuntó además que “tenemos la sensación de que allí [a los centros psiquiátricos penitenciarios] se manda a mucha gente que no debería estar y podía ser atendida en otros dispositivos asistenciales, puesto que la ley nada dice de que una medida de seguridad, incluso privativa de libertad, tenga que cumplirse en un psiquiátrico penitenciario y puede ser perfectamente en otro centro adecuado”.

 

El trabajo de SALUD MENTAL ESPAÑA en el ámbito penal penitenciario

La prioridad de SALUD MENTAL ESPAÑA es la creación urgente de medidas alternativas que mejoren la atención en salud mental de las personas en régimen penitenciario y eviten que las personas con problemas de salud mental entren en prisiones.

Ninguna persona con trastorno mental debe ingresar en un centro penitenciario o en uno de los dos hospitales psiquiátricos penitenciarios (Fontcalent en Alicante y Sevilla), dado que en esos lugares no se garantiza su derecho a un tratamiento mínimamente adecuado.

La Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA aboga por un tratamiento integrado fuera de los centros penitenciarios y  valora el cumplimiento de condenas mediante medidas alternativas a la entrada en prisión, favoreciendo su acceso a los recursos comunitarios, de atención a la discapacidad y dependencia de las diferentes Comunidades Autónomas.

Para las personas que no se benefician de las medidas alternativas y finalmente entran en centros penitenciarios y hospitales psiquiátricos penitenciarios, la Confederación desarrolla el programa “Apoyo a la Rehabilitación de Personas con Internas en Centros Penitenciarios. Apoyo a la Rehabilitación Psiquiátrica”.

Medalla de Bronce al Mérito Penitenciario (2008)

Medalla de Bronce al Mérito Penitenciario SALUD MENTAL ESPAÑA (2008)

Las entidades miembro de SALUD MENTAL ESPAÑA vienen trabajando en el ámbito penitenciario desde 1994, tanto con personas con problemas de salud mental en régimen penitenciario o en procesos de reinserción social como con sus familiares y el personal de los centros . Por este trabajo, en 2008 el Ministerio de Interior otorgó a SALUD MENTAL ESPAÑA la Medalla de Bronce al Mérito Penitenciario.

 

 

Durante 2016 este Programa:

- Se ha desarrollado en 8 comunidades autónomas y una ciudad autónoma.

- 21 entidades miembro de SALUD MENTAL ESPAÑA han contado con el apoyo de la Confederación para obtener co-financiación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con la que desarrollar este Programa.

- 974 personas beneficiarias.

- 257 personas con problemas de salud mental han contado con un Plan Individualizado de Intervención, han accedido a Programas de Rehabilitación Psicosocial y han participado en actividades fuera de los Centros Penitenciarios y Hospitales Psiquiátricos Penitenciarios.

- 310 funcionarios/as y personas internas de apoyo han sido formadas en salud mental a través de 56

- 407 familiares han recibido información y apoyo para saber enfrentarse a las duras situaciones que viven sus seres queridos.

 

Comparte y disfruta
    Feafes