• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
09 abr 2018

SALUD MENTAL ESPAÑA cumple 35 años luchando contra el estigma de las personas con problemas de salud mental

En su 35º aniversario, la Confederación reivindica la necesidad de aumentar los recursos en salud mental para, entre otros muchos aspectos, terminar con la falta de coordinación sociosanitaria. El empoderamiento de las personas con problemas de salud mental, la mejora de su imagen social y la lucha contra la discriminación, son objetivos clave para SALUD MENTAL ESPAÑA.

Logo 35 aniversario SALUD MENTAL ESPAÑABajo el lema “35 años. De la soledad a la sociedadla celebra en 2018 su 35º , reivindicando la necesidad de defender los derechos de las personas con problemas de . Con este lema, la pretende simbolizar la evolución que se está produciendo en la manera de afrontar los problemas de salud mental, desde hace 35 años (en soledad) hasta ahora (en sociedad).

Creada como organización estatal para agrupar y representar al conjunto del movimiento asociativo de familiares y personas con problemas de salud mental, hoy la Confederación aglutina a más de 300 entidades y 47.000 socios y socias. Desde junio del año 2015, FEAFES pasó a denominarse Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA, un cambio de nombre que tiene como objetivo ofrecer a la sociedad una visión positiva de la salud mental, alejándose del concepto de “enfermedad mental”.

Según Nel González Zapico, presidente de SALUD MENTAL ESPAÑA, “reivindicar la salud mental es en sí ya un hecho positivo que empieza a limar algunos viejos temores de etiquetas y diagnósticos. La salud mental es un derecho que tenemos todos, y tiene que estar basada en los derechos de las personas”.

En estos 35 años se han producido avances innegables en la atención a la salud mental. Sin embargo, las personas con problemas de salud mental y sus familiares todavía deben trabajar en la defensa de sus derechos a través de las asociaciones. El empoderamiento de las personas con problemas de salud mental, la mejora de su imagen social y la lucha contra el y la discriminación son algunos de los principales objetivos de la Confederación.

Reivindicaciones de SALUD MENTAL ESPAÑA

En su 35º aniversario, la Confederación denuncia que los recursos destinados al ámbito al ámbito de la salud mental en España son claramente insuficientes. Los recortes presupuestarios en los ámbitos social y sanitario afectan tanto a la red pública de atención como a los apoyos previstos en la Ley de Autonomía Personal (conocida como Ley de Dependencia), y perjudican gravemente la atención que reciben miles de personas con trastorno mental y sus familias.

Nel González explica que, además de poner de manifiesto esta carencia de recursos, SALUD MENTAL ESPAÑA trabaja para que la salud mental forme parte de la agenda política: “Es el momento de realizar acciones que se correspondan con esta reivindicación. La salud mental debe ser una prioridad en la agenda política pública por muchas razones: por los derechos de las personas, para evitar el sufrimiento de las personas y porque supone un importantísimo gasto para las arcas públicas del estado”.

El propio Ministerio de Sanidad estima en un 8% del PIB, unos 83.000 millones de euros, el coste total de los trastornos mentales en España. Según la actual Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud, entre el 2’5 y el 3% de la población adulta tiene un trastorno mental grave: más de 1 millón de personas. Y hoy el 9% de la población tiene algún tipo de trastorno mental (grave o leve) y el 15% de la población lo tendrá a lo largo de su vida.

Se observa además un abuso de los tratamientos e ingresos no voluntarios así como de las medidas de contención, que deberían reducirse a través de atención continuada y cercana a la persona. “El futuro es reivindicar que no exista ninguna forma de ingreso involuntario. Es lo que queremos conseguir”, asegura el presidente de SALUD MENTAL ESPAÑA.

35 años de SALUD MENTAL ESPAÑA

Propuestas de la Confederación

Además de la promoción de la salud mental en positivo, la Confederación ve fundamental garantizar y velar por que la atención a la salud mental se realice con un enfoque de Derechos Humanos, evitando la institucionalización y profundizando en el desarrollo del modelo comunitario. Además, sostiene que la inversión en salud mental debe garantizar un tratamiento continuado adaptado a las necesidades particulares de cada persona, lo que permitirá una mejor recuperación, mayor autonomía, y un ahorro en el gasto público. 

A nivel laboral, SALUD MENTAL ESPAÑA apuesta por la integración laboral, que pasa por hacer valer el derecho de las personas con trastorno mental a trabajar y aumentar la tasa de personas con trastorno mental empleadas en empresas.

Por otro lado, es fundamental la participación del movimiento asociativo en el diseño y evaluación de políticas públicas, articulando una verdadera participación de las personas con trastorno mental, familiares y organizaciones.

Por último, a nivel interno, la Confederación apuesta por avanzar en la participación de las personas con trastornos mentales en todas las acciones y estamentos de la Confederación, en su empoderamiento, y en la atención a las familias.

10 propuestas de SALUD MENTAL ESPAÑA

Comparte y disfruta
    Feafes