• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
02 ago 2016

Salut Mental Catalunya consigue que el Parlament retire el uso de pistolas eléctricas contra personas con problemas de salud mental

Gracias a Salut Mental Catalunya, la Federación VEUS y Obertament, la nueva normativa elimina la inclusión de las personas con problemas de salud mental como uno de los casos de “personas alteradas o violentas con las cuales está justificado el uso de pistolas eléctricas”.

ParlamentEl pasado 28 de julio, el Boletín Oficial del Parlament de Cataluña publicó las conclusiones del Grupo de Trabajo sobre la Utilización por parte de la Policía de Pistolas Eléctricas, incluyendo en la normativa la petición de (SMC), la Federación VEUS y que pidieron la eliminación del uso de las con personas con problemas de .

Desde la Confederación se celebra esta buena noticia. Para su presidente, Nel A. Gonzalez, “a pesar de las vulneraciones que periódicamente se producen o hacen el amago de producirse, a través del activismo y la firme defensa de los derechos de las personas con problemas de salud mental avanzamos firmemente hacia un modelo de auténtica inclusión social”. 

Gonzalez, que califica este hecho como “un nuevo éxito del movimiento asociativo”, ha manifestado que gracias al trabajo de incidencia política realizado desde Salut Mental Catalunya, la federación Veus y Obertament, “se ha logrado que el Parlamento catalán haya acogido su petición de retirada del uso de las pistolas eléctricas en personas con problemas de salud mental”.

El presidente de SALUD MENTAL ESPAÑA considera que “en ningún caso es admisible que, so pretexto de la seguridad, se puedan vulneran los derechos más fundamentales de las personas con trastorno mental” haciendo caso omiso a las consideraciones de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, ni se fomente “la perpetuación de prejuicios que no hacen sino alimentar el estigma y dificultar la plena inclusión social” de este colectivo.

Pistolas eléctricas y salud mental

El pasado día 6 de julio la comisión de Interior del Parlament aprobó que los Mossos d’Esquadra pudieran utilizar las pistolas eléctricas contra personas en varios supuestos: bajo los efectos del alcohol y las drogas y contra personas con problemas de salud mental.

En respuesta, la federación Salut Mental Catalunya, la federación VEUS y Obertament publicaron un comunicado conjunto lamentando la aprobación del uso policial de pistolas eléctricas contra personas con problemas de salud mental, criticando que la comisión de Interior del Parlament alimentase así “el falso mito que asocia trastorno mental y violencia, uno de los que más impide la inclusión de estas personas en la sociedad”.

En su comunicado, las entidades llamaban la atención sobre el esfuerzo diario del colectivo en su y la discriminación, pero que sin embargo “los máximos representantes de la ciudadanía del país han echado por tierra sus esfuerzos añadiéndoles entre los grupos de población con quién será legal el uso de esta pistola“.

Afortunadamente, gracias a la presión del movimiento asociativo, el Parlament ha rectificado esta decisión, eliminando a las personas con problemas de salud mental como uno de los casos de personas alteradas o violentas con las cuales está justificado el uso de pistolas eléctricas.

Este es el apartado rectificado del Boletín del Parlament de Cataluña a petición de las entidades de salud mental:

Página 65, apartado b

b) Aquellas situaciones en que haya una amenaza o agresión hacia terceras personas o hacia los agentes con arma blanca o con otros objetos contundentes por personas alteradas o violentas –bajo los efectos del alcohol o de sustancias estupefacientes o en estado de agitación máxima–, con una agresividad extrema que ponga en peligro la integridad física de la víctima o del agente de policía, pero siempre condicionando el uso a la negociación y la mediación, de manera que solo se utilicen en el caso que los canales de la mediación y el diálogo hayan fracasado.

Comparte y disfruta
    Feafes