• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
12 dic 2016

Vacaciones, una terapia al aire libre

Reportaje publicado en la revista Encuentro, sobre el programa ‘Vacaciones” que desarrolla la Confederación con la co-financiación del IMSERSO.

Como se suele decir, ‘no es lo mismo que te lo cuenten, que vivirlo’. Por ello, desde SALUD MENTAL ESPAÑA nos embarcamos en la aventura de acompañar a un grupo de 20 personas, pertenecientes a tres entidades de Castilla-La Mancha, en uno de los viajes que se enmarcan dentro del programa ‘Vacaciones” que desarrolla la Confederación con la co-financiación del .

somos-personas-por-igualUno de los filósofos más relevantes de la civilización china, Lao Tse, dijo que “un viaje de mil millas ha de comenzar con un simple paso”. Y este es un viaje hacia la recuperación, hacia una tierra desterrada de estigma, a un lugar en el que la igualdad sea un derecho aplicado, un viaje a un destino repleto de esperanza y sobre todo de ilusión.

Arrancamos. Rumbo a Benalmádena (Málaga). Allí nos espera un grupo de valientes dispuestos a exprimir su semana de vacaciones al máximo. Son 20 y vienen de tres entidades castellano-manchegas: ATAFES (Talavera de la Reina), AFAEM DESPERTAR (Toledo) y AFAEPS (Albacete). Cada grupo viene con su monitor. Ellos son Luismi, Miguel y Adolfo.

Nosotros llegamos ya por la tarde-noche, cuando el grupo se dispone a cenar en el buffet del hotel. Nos acogen con muchas ganas y enseguida comenzamos a organizar la salida que haremos al día siguiente en la que iremos a visitar el casco antiguo de Málaga.

“Como a cualquier persona, salir de su entorno por unos días les resulta agradable”

Las ganas se convierten en nervios a la mañana siguiente. “Queremos ir a ver tiendas, que tenemos que hacer muchos regalos a nuestros amigos y familia”, nos comenta Jennifer, quien agarra fuerte la mano de Jesús, su novio “desde hace ya casi un año”.

La curiosidad del grupo por saber y conocer abruma al conductor del autobús, quien hace las veces de improvisado guía turístico, contestando a todas y cada una de las preguntas: “¿Y ese edificio cuál es?, ¿y el estadio de fútbol dónde está?, ¿la playa queda muy lejos?”.

“Como a cualquier persona, salir de su entorno por unos días les resulta agradable. Aprenden de lo que ven y se interesan por lo que no conocen. Es una experiencia llena de motivaciones positivas para este colectivo” asegura Adolfo, uno de los monitores.

Desde lo más alto de la Alcazaba de Málaga contemplamos la ciudad y ella nos contempla a nosotros. Jennifer y Jesús no paran de hacerse fotos juntos en todos los jardines que encuentran. José Luis lo observa todo con atención, caminando con las manos tras la espalda. Mientras, Gabriel se asoma por uno de los balcones, respirando aire fresco, con una mirada inquieta que delata las ganas de bajar de allí y comerse el mundo.

vacaciones imserso 3-2016

“Esta experiencia les ayuda a desenvolverse en otros ambientes y a sociabilizar con gente que no pertenece a su entorno habitual”

El hambre aprieta, así que buscamos un parque con bancos a la sombra para degustar unos ‘picnics’ que traemos desde el hotel. Los árboles están repletos de palomas. José Luis, de nuevo con las manos detrás de la espalda, las mira fijamente. “A mí me encantan los pájaros y también los coches, pero ya no me dejan conducir. Mi primer coche me costó 25 mil pesetas, que fui ahorrando poco a poco. Fui a la tienda en mi bicicleta y acompañado por un amigo, yo me llevé el coche y él se volvió con mi bici”, nos relata.

“Muchas de las personas que vienen a estos viajes tienen unas vidas muy marcadas por los horarios y las rutinas, algo que es muy relevante en su proceso de recuperación. Por eso es tan importante esta experiencia, ya que les ayuda a desenvolverse en otros ambientes y a sociabilizar con gente que no pertenece a su entorno habitual”, explica Luismi, trabajador social y coordinador del grupo.

vacaciones imserso 2-2016Es la hora del tiempo libre. Se fija un punto de encuentro y una hora para volver a verse y a partir de ahí cada uno se reparte por las malagueñas calles en busca de los regalos “más bonitos y más baratos” que puedan encontrar.

“Esta actividad es tan importante porque les ayuda a desenvolverse en otros ambientes a los habituales”

Luismi asegura que “este tipo de actividades suponen una gran terapia para las personas con problemas de salud mental”. “El hecho de salir de su día a día, realizar actividades diferentes y relacionarse en un entorno que no es el habitual refuerza su autoestima y sus habilidades sociales”.

Si se viaja a Málaga, pasar por el Museo Picasso es casi obligatorio. Y allí que entramos a disfrutar y entender la obra del pintor. Las caras iban desde el asombro hasta la perplejidad y aunque el cansancio ya hacía mella recorremos todas y cada una de las salas.

El día toca a su fin y muchos ya van cerrando los ojos en el autobús de camino al hotel, toca descansar y preparar el destino del día siguiente. “Algo menos cansado, que sea un plan de andar menos, por favor”, pide el grupo a los monitores, que me miran y se sonríen cómplices.

“Suerte es estar sano y poder buscarte la vida. Yo daría todo lo que tengo ahora por que nunca me hubiera pasado lo que me pasó”

Segundo día y caras de sueño durante el desayuno. Hoy vamos a conocer el casco antiguo de Benalmádena. Nos montamos todos en un autobús de línea que, tras un largo recorrido por las calles de la localidad malagueña, nos deja en una pequeña plaza. El intenso calor hace que la mayoría se metan de cabeza en una tienda de productos variados a comprar unos refrescos.

“Los niveles de autonomía de las personas que viajan varían. Hay gente que está muy recuperada para hacer una vida social independiente, luego hay un grupo más mayoritario que necesita apoyos puntuales y luego hay otros con una dependencia mayor”, apunta Adolfo.

Nos sentamos a tomar un café en una terraza en la que las sombrillas permiten hacer más llevadero el calor. Enfrente tengo a Pedro, natural de Talavera y perteneciente a la asociación ATAFES. “Nos lo estamos pasando muy bien, la verdad, no nos podemos quejar, aunque esto no es tan fácil como piensa la gente”.

Pedro remueve el café, pega su silla a la mesa y con una mirada que atrapa explica que hay personas que dicen: “qué suerte que tienes, con una pensión y encima te llevan de vacaciones”. “Pues qué quieres que te diga, para mí esto no es suerte, suerte es estar sano y poder buscarte la vida. Yo daría todo lo que tengo ahora por que nunca me hubiera pasado lo que me pasó”.

Todos los que en ese momento estamos en la mesa le miramos con atención, con brillo en los ojos. Sus compañeros asienten, como haciendo suyas también las palabras de Pedro, quien termina su relato con una confesión: “lo importante es ser feliz y yo creo que en parte lo soy, aunque la verdad, me gustaría encontrar una novia”.

“Esta actividad supone una parte muy importante en el proceso de recuperación de estas personas”vacaciones imserso 2016

La hora del café se termina, un ratito más de paseo y vuelta al hotel. En tan solo unas horas nosotros cogemos el tren de vuelta a Madrid, el grupo aún tiene unos días de vacaciones por delante. Y nos piden que nos quedemos con ellos, la verdad es que hemos hecho una buena amistad.

Aprovechamos el último rato para sentarnos con los monitores e intercambiar opiniones, experiencias y sobre todo para poner en valor la importancia que tiene el programa de vacaciones. “Para muchos de ellos salir de su día a día es un gran reto, pero para la mayoría es una gran experiencia con la que aprenden y sobre todo con la que disfrutan”, apunta Luismi.

Es importante que este tipo de actividad se continúe realizando, ya que supone una parte muy importante en el proceso de recuperación de estas personas”, destaca Adolfo.

Pedro pasa por nuestro lado y se despide de nosotros con un gran abrazo. Se va, pero vuelve a los cinco minutos, con un billete de veinte euros en la mano. “He subido a la habitación a por dinero para poder invitaros a lo que estáis tomando”, nos dice. Son pequeños gestos que hacen grande a una persona y aunque finalmente le convencimos de que no era necesario que invitara, nos llevamos la maleta llena de su gratitud y la del resto de sus compañeros.

Gracias por compartir parte de vuestra vida con nosotros.


Este programa, que cuenta con la financiación del IMSERSO, tiene como objetivo facilitar a las personas con discapacidad por causa de un problema de salud mental el acceso a los bienes de ocio, de la cultura y naturaleza bajo condiciones de integración, a través de la participación en viajes y estancias de vacaciones.Los destinos incluyen playa, montaña y turismo rural y urbano en numerosos puntos de la geografía española. Los viajes duran entre 5 y 7 días, utilizándose instalaciones hoteleras y transporte público de manera normalizada (bus, avión, tren, etc.). Los viajes incluyen estancias en hoteles de tres estrellas o superior durante una semana, seguro de viajes y acompañamiento por parte de monitores/as con formación y experiencia en salud mental.Desde la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA se lleva desarrollando este programa desde 1995. En concreto, en 2016 han viajado cerca de 800 personas de 74 asociaciones a 14 destinos diferentes.

 

Reportaje publicado en el nº 2 de la Revista Encuentro, de 2016.

Comparte y disfruta
    Feafes