• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
31 jul 2015

AFAEPS, un espacio para la recuperación y la integración

“Nosotros aquí no pretendemos que la persona esté ocupada, buscamos su recuperación, porque creemos que puede hacerlo”, asegura uno de los profesionales del Centro de Rehabilitación Psicosocial y Laboral para personas con trastorno mental, que gestiona la entidad albaceteña AFAEPS, y que gracias a esta filosofía se ha convertido en un referente en atención al colectivo en Castilla-La Mancha.

Ya en el trayecto desde la estación de tren de Albacete hasta las instalaciones de , a las que nos lleva uno de los conductores de la entidad, la conversación gira en torno a la recuperación y a las posibilidades de superación que tienen las personas con problemas de . “La verdad es que aquí se trabaja muy bien y mucho por que estas personas salgan adelante”, asegura Jesús, mientras no aparta su vista de la carretera.

El Centro de Rehabilitación Psicosocial y Laboral de AFAEPS viene trabajando desde el año 2000, tiempo en el que han pasado de atender a unas 75 personas a 283 según los datos que hacen referencia al año 2014. “Todas las personas que atendemos vienen derivadas desde la unidad de salud mental en la que están atendidos. Una vez que han sido estabilizadas tras una recaída, las derivan a nuestros servicios para que comiencen con el proceso de recuperación” explica Amparo Valencoso, unas de las psicólogas del centro.

El programa de recuperación e inserción que tiene diseñado el centro y las actividades que ofrece van encaminadas, por un lado, a la rehabilitación psicosocial y por otro a la rehabilitación y formación laboral. La presidenta de AFAEPS, Isabel Serra, destaca que cuentan con “un centro de rehabilitación, una residencia comunitaria, viviendas comunitarias, viviendas autogestionadas y un centro especial de empleo. Intentamos dar un servicio integral tanto a las personas afectadas como a sus familias” aunque recalca que pese a tener bastantes recursos “siguen siendo insuficientes, ya que no se llega a todo el mundo que lo necesita”.

AFAEPS trabaja por la inserción laboral del colectivo

Uno de los principales valores y motores de esta entidad es su apuesta por la formación y reinserción laboral de las personas con trastorno mental. La trabajadora social del centro, Ana Pérez, explica que “en primer lugar los usuarios acceden a talleres pre laborales, desde los que pasan a cursos de formación específicos, para posteriormente optar a una inserción laboral con la que entran al mercado de trabajo”.

“Nosotros disponemos de diferentes cursos formativos. Valoramos qué personas, según el momento en el que se encuentren en su proceso formativo, podrían acceder a los mismos. Además de eso hay que atender a las capacidades, la predisposición y las posibilidades de reinserción laboral que puedan tener”, apunta Pérez, quien destaca que cuentan con “cursos que van desde cocina, lavandería, jardinería o limpieza hasta diseño y maquetación digital”.

Además de ello, han puesto en marcha un plan formativo, ya que “hay muchas personas que no pueden acceder a los cursos de formación al no disponer del graduado escolar, por lo que desde aquí les formamos para que consigan este certificado y puedan optar así al acceso de cursos de mayor nivel”.

No hay más que darse una vuelta por los pasillos y los espacios dedicados a las terapias y los talleres, para darse cuenta de que la filosofía de AFAEPS es la que versa en torno a quees la propia persona con trastorno mental la que tiene que formar parte y ser el centro de su proceso de recuperacióntal y como asegura Victoria López, otra de las psicólogas del centro.

Y este es el caso de Loli, una joven de mirada intensa, de gesto entusiasta y de palabras cargadas de emoción y agradecimiento. Cuenta su historia sin medias tintas, como si el pasado la hubiera hecho más fuerte. “Yo estaba en mi casa encerrada, no tenía relaciones sociales de ningún tipo, no hacía nada de nada. Mi nivel de dejadez me llevaba a no atender casi ni mi higiene personal”.

“Tras llegar aquí y empezar a dejarme ayudar por los profesionales empecé a encontrarme mejor. Ahora tengo una vida más normalizada, me he formado profesionalmente, incluso trabajé durante un tiempo en la recepción de AFAEPS” cuenta orgullosa Loli. “Ahora vivo en un piso tutelado, algo que me ha ayudado a recuperar mis relaciones sociales y además tengo pareja. Como me encuentro mucho mejor y más segura de mi misma ya he solicitado salir de esta vivienda para pasar a una autogestionada, donde tendré más independencia”.

Cuando parece que Loli ya ha terminado de contar todo lo que quería, mira a la grabadora fijamente y dirigiéndose a ella, como queriendo que quede bien grabado, dice: “Que no se me olvide esto. Mis padres cuidaron de mi cuando yo no estaba en mi mejor momento, ahora que ellos son mayores y yo ya estoy casi recuperada, me encargo yo de cuidarlos a ellos”.

Y es que AFAEPS, además de ofrecer atención a las personas con problemas de salud mental, también se ocupa de las familias, a quienes ofrece apoyo social, asesoramiento e incluso la opción de participar en grupos de familias con carácter de autoayuda. “Los padres no estamos preparados, ni entendemos lo que está ocurriendo en nuestros hogares, por eso necesitamos el apoyo de los profesionales”, apunta el padre de uno de los usuarios del centro. Una de las madres que se sienta en torno a la mesa en la que estamos charlando replica esta afirmación y asegura que “por mucho que puedan hacer en los centros de rehabilitación, si la familia falla, la recuperación se hace muy complicada. Nosotros somos parte de la terapia”.

Socios AFAEPS

Pero las tres familias coinciden en que lo que resume la esencia de la rehabilitación es que “la recuperación comienza a ser efectiva cuando ellos sienten que hay gente que cree en sus posibilidades”.

Seguir sensibilizando

AFAEPS, además de trabajar de un modo directo con las personas con trastorno mental y sus familias, tiene el objetivo en el horizonte de seguir llegando a más gente que lo necesita a través de la visibilización de su actividad y de la sensibilización.

Para ello, aprovechan todos los productos que realizan en los talleres de empleo (cajas con diferentes motivos, broches, detalles para recién nacidos, regalos para bodas….) para montar ‘stands’ en todos aquellos lugares donde consiguen espacios para ofrecer lo que hacen en el centro.

Pepe, educador social de AFAEPS, apunta que salen “a la calle con estos productos que las personas con enfermedad mental hacen íntegramente, con lo que se fortalece su autoestima al ver reconocido socialmente la labor que realizan” y a la vez en una manera de “sensibilizar y visibilizar la asociación y la actividad que realizamos”.

 

Reportaje publicado en el nº 1 de la Revista Encuentro 2015.

Comparte y disfruta
    Feafes