• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
10 dic 2018

Un objetivo: cero contenciones en salud mental

Artículo sobre la campaña “0 contenciones”, del Colectivo Locomún, publicado en el número 2 de la Revista Encuentro, de 2018.

Logo contenciones

¿Qué es la ? ¿A quién se ata? ¿Por qué? ¿Qué consecuencias tiene para las personas a las que se les aplica este procedimiento? Con la “0 Contenciones” el responde a estas preguntas y reclama normativas que prohíban inmediatamente el uso de las contenciones en las unidades de psiquiatría así como el cese de la impunidad en los casos en los que se producen daños causados por esta práctica.

“La contención mecánica es una práctica común en las unidades de psiquiatría del estado español y otros países que consiste en atar a una persona a la cama con correas, sujetándola de la cintura, muñecas y tobillos, para impedir que se mueva libremente”. Para reclamar la abolición del uso de estas técnicas en el ámbito de la psiquiatría, el Colectivo Locomún puso en marcha el pasado mes de junio la campaña “0 Contenciones”.

Para su difusión, que se ha multiplicado en redes sociales con el hashtag #0Contenciones, la organización ha desarrollado la web www.0contenciones.org desde la que se puede acceder a todos los materiales de la campaña, folletos, vídeos y carteles, así como también artículos, testimonios y entrevistas en primera persona.

“Siempre hay alternativas a atar a otro ser humano”

La persona puede permanecer atada durante horas o incluso días, dependiendo de la decisión del personal sanitario”, denuncia el Colectivo Locomún. “Aunque entendemos que con la simple voluntad de cesar su uso por parte de los responsables de las unidades de ingreso psiquiátrico o de atención en urgencias este objetivo puede ser alcanzado, reclamamos normativas que prohíban su uso con un carácter permanente“, afirma la organización.

Naciones Unidas ha señalado en varias ocasiones que inmovilizar a personas “con discapacidad psicosocial”, incluso durante un breve período de tiempo, no cuenta con justificación terapéutica y puede constituir tortura o malos tratos. Por su parte la Organización Mundial de la Salud,  afirma en el informe de 2017 ‘Strategies to end the use of seclusion, restraint and other coercive practices’ que estas prácticas nunca están justificadas, ni siquiera en circunstancias extremas.testimonio 0 contenciones

La persona puede permanecer atada durante horas o incluso días, dependiendo de la decisión del personal sanitario”

En España, y según el presidente del Luis Cayo Pérez Bueno, entrevistado para el reportaje ‘El principal método para no atar a la gente es no querer hacerlo’ de ESPAÑA, las “violan de modo abrumador los humanos fundamentales, como el de la libertad personal, el de no recibir tratos inhumanos o degradantes y el de preservar la dignidad individual”.

Manifiesto de Cartagena

En 2016 firmó, junto con la Asociación Española de Neuropsiquiatría, la Federación en ‘Primera Persona’ y la Federació Veus, el ‘Manifiesto de Cartagena por unos servicios de salud mental respetuosos con los derechos humanos y libres de coerción, un documento orientado a terminar con las medidas coercitivas en el ámbito de la atención a la salud mental.

se-ata¿Qué consecuencias tiene la contención mecánica?

Según denuncia el colectivo impulsor de la campaña “0 Contenciones”, a nivel físico la contención mecánica “nos puede causar hematomas, fracturas, atrofia muscular, coma, asfixia por aspiración, problemas dérmicos y respiratorios, estados hipercatabólicos que debilitan los músculos respiratorios, deshidratación, incontinencia, autolesiones y muerte”.

Además, a nivel psicológico y vital, añaden, “ser atadas causa una herida a menudo incurable en nuestra dignidad, en nuestras emociones, en nuestra disposición hacia nosotras mismas y hacia los demás”. No solo “no es terapéutico”, aducen, sino que llega a echar por tierra cualquier terapia previa, destruye la confianza en el sistema de salud mental y “si no acaba con nuestra vida, añade a nuestro propio sufrimiento un trauma del que solo llegamos a recuperarnos al cabo de mucho tiempo, o puede que nunca”.

¿Qué podemos hacer frente a las contenciones mecánicas?

Desde Locomún aportan un documento con acciones concretas para erradicar esta práctica dependiendo de si se es una persona con un problema de salud mental, una persona cercana (amiga, familiar, compañera, pareja etc.), profesional de la salud mental, de la política institucional, periodista, activista de movimientos sociales o interesada por el tema.

También, facilitan un modelo de denuncia “en el caso de haber pasado por una contención mecánica en el ámbito de la salud mental y considerar que nuestros derechos como pacientes han sido vulnerados”.

Aunque según el Colectivo Locomún “lo verdaderamente imprescindible para llegar al objetivo de #0contenciones es que quien toma la decisión de atarnos, tome otra: la de no atarnos ni dañarnos cuando estamos en una situación de especial vulnerabilidad dentro de un espacio que se presupone de cuidados”, resumen.

Más información en www.0contenciones.org

Artículo publicado en el nº 2 de la Revista Encuentro, 2018.

Comparte y disfruta
    Feafes