• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
17 mar 2011

El “vuelva usted mañana” de la dependencia

FEAFES-Andalucía denuncia públicamente la vulneración de “derechos sociales” de las personas con enfermedad mental en los centros penitenciarios.

Un familiar socia de AFESOL (Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de la Costa del Sol), entidad federada a FEAFES Andalucía, ha denunciado públicamente la negativa de la Delegación de Bienestar Social de la Junta de Andalucía en Málaga, a revistar la valoración de dependencia de una persona con enfermedad mental por el hecho de estar “ingresado en el Penitenciario de Sevilla”. En la resolución se contempla un “vuelva usted mañana”, cuando su hijo no esté en prisión.

 La prevé en su articulado que la valoración se realizará en el domicilio del usuario, basándose únicamente en este apartado la delegación contestó esta madre que no pueden valorar a su hijo por encontrarse privado de libertad, dejando al margen el apartado siguiente que recoge “de forma excepcional los órganos de valoración podrán llevar a cabo la valoración en unas instalaciones diferentes al domicilio de la persona solicitante”.

La Presidenta de FEAFES-Andalucía y de la Asociación AFESOL, Concepción Cuevas, DENUNCIA que es inconcebible que una persona privada de libertad, para recibir un tratamiento de su enfermedad, es decir, que está cumpliendo una medida de seguridad , No una Pena, se vea privada del resto de sus derechos fundamentales, como es el derecho a la atención social y sanitaria adecuada. La Delegación para la Igualdad y Bienestar Social debe rectificar, y aplicar las normas al caso concreto, no de forma sistemática e insensible,  ordenando la valoración de todos y cada uno de los usuarios que lo soliciten. ¿Les parece que no es una situación excepcional estar privado de libertad?

Es una  cuestión por la que llevamos trabajando desde hace muchos años, hoy en día se están multiplicando los casos de personas con problemas de salud mental en los centros penitenciarios por la ausencia de dispositivos comunitarios adecuados a su patología. Estas personas no deben entrar jamás en prisión por falta de medios sociales y sanitarios. Tienen derecho a ser atendidos en dispositivos comunitarios, pero como no existen, las cárceles se llenan sin recibir la atención adecuada.

Mientras esto se consigue, no podemos permitir que estas  personas, cuando salgan de las cárceles no sean atendidas por el sistema público sanitario y social. Si se siguen produciendo situaciones como ésta, negativa a acudir los centros penitenciarios a realizar valoraciones, estas personas no tendrán derecho a un recurso que les reconoce la Ley de dependencia.

Desde la Federación hemos apoyado al familiar para recurrir en alzada la resolución y conseguir cuando salga tenga la valoración y el programa individual atención que le garantiza el derecho a un recurso digno y adecuado a su patología.

Comparte y disfruta
    Feafes