• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
30 nov 2010

Europa vincula atención a la salud mental y Derechos Humanos

La mejora de la salud mental es una cuestión de Derechos Humanos. Esta es una de las conclusiones extraídas de la Conferencia temática “Promoting Social Inclusion and Combating Stigma for better Mental Health and Well-being” (Promoción de la Inclusión Social y Lucha contra el Estigma para una mejor salud mental y bienestar) celebrada en Lisboa los pasados 8 y 9 de noviembre en el marco del Pacto Europeo para la Salud Mental y el Bienestar .

Organizada por la Comisión Europea y el Ministerio de Salud de Portugal, en colaboración con la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades, y el Ministerio portugués de Trabajo y Solidaridad Social, la Conferencia contó con el apoyo de la Presidencia belga de la y formó parte de las actividades previstas en el Año Europeo 2010 contra la Pobreza y la Exclusión Social. Se trata de la penúltima conferencia del Pacto Europeo para la Salud Mental y el Bienestar. Ahora hay que procurar tal y como subrayó Michael Hübel, de la Dirección General de Salud y Consumo de la Comisión Europea (DG SANCO), pensar en cómo seguir innovando y que todo lo trabajado no se quede en papel mojado y se mantengan los vínculos de colaboración establecidos.

Casi trescientas personas en representación de los Estados miembro de la UE y de los gobiernos autonómicos y locales, así como profesionales, investigadores y organizaciones de la sociedad civil, acudieron a esta la Conferencia. También FEAFES tuvo su representación, a través de la responsable del área de Programas y Relaciones Internacionales, María Jesús San Pío, invitada por la delegación del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Y todos ellos acudieron para alcanzar un triple objetivo que hacía referencia a aumentar la conciencia sobre los vínculos entre salud mental, bienestar e inclusión social, a destacar buenas prácticas en cuanto a inclusión social y lucha contra el estigma y la discriminación y a fortalecer el compromiso a través de medidas políticas y acciones de los profesionales de la salud y del ámbito social.

La inauguración contó con la intervenciones de la ministra de Sanidad de Portugal, Ana Jorge y de la ministra de Empleo y Política Social, Maria Helena André, quien subrayó que la calidad de vida de las “es una cuestión de derechos fundamentales”. André explicó que la legislación portuguesa establece la prohibición de la discriminación a las en el acceso a los derechos sociales, culturales y económicos, convirtiéndose en una de las primeras legislaciones europeas que lo hace.

En la sesión de apertura participó también el Comisario de la DG SANCO, John Dalli, quien afirmó que el “15% de los europeos declaran haber precisado ayuda psicológica” en algún momento de su vida. En relación a la inserción laboral, según Dalli, hay “un estudio que señala que el 99% de las personas con enfermedad mental quieren trabajar, pero muy pocas lo consiguen”. Aprovechó también para destacar la necesidad de promover campañas para combatir el estigma y utilizar los instrumentos disponibles a través del proyecto puesto en marcha con la Organización Mundial de la Salud /Región Europea sobre el “Empoderamiento del usuario en salud mental”, en el que ha colaborado FEAFES.

El estigma se abordó de forma directa y se planteó incluso que de lo que se trata ahora es de pensar en mejorar la forma de erradicarlo. El presidente de la Association for the Improvement of Mental Health Programmes (Asociación para la Mejora de los Programas de Salud Mental), Norman Santorius hizo hincapié en que la estigmatización y la discriminación amenazan la supervivencia de las sociedades y en que lo que se debe perseguir no es cambiar actitudes, sino conductas.

También en opinión del Coordinador Nacional para la Salud Mental en Portugal, José Miguel Caldas de Almeida, en la lucha contra el estigma es esencial apostar por erradicar la discriminación y fomentar el respeto de los , cambiar y mejorar los servicios, desarrollar acciones a nivel local más allá de las campañas a gran escala e implicar a las personas con enfermedad mental y sus familiares.

Al carro de la participación se sumó la representante de la European Network of (ex)-Users and Survivors of Psychiatry (ENUSP), Mary Nettle, en cuya opinión hay que partir de la experiencia y precisamente las personas con enfermedad mental son los expertos por su propia experiencia, por lo que deben tener el lugar que merecen en la gestión de los servicios que directamente les atañen. De la misma opinión fue el presidente de Mental Health Europe, Nace Kovac, que apostó por la inclusión del colectivo en el diseño, desarrollo, evaluación y supervisión de las políticas de salud mental. Las ponencias ofrecidas durante esta Conferencia se encuentran disponibles a través del siguiente enlace

Comparte y disfruta
    Feafes