• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
30 mar 2010

FEDEAFES celebró una jornada en la que se advirtió del aumento de las patologías físicas entre las personas con enfermedad mental

La Federación de Euskadi de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEDEAFES) y la Confederación FEAFES celebraron en Vitoria el pasado 24 de marzo una Jornada Informativa sobre “Salud Física y Salud Mental” cuya principal conclusión fue la necesidad de aumentar los controles médicos del estado físico de las personas con enfermedad mental.

La jornada “Salud Física y Salud Mental”, organizada por FEDEAFES y FEAFES, con la colaboración de la compañía biomédica Pfizer, Osakidetza y el Departamento de Empleo y Servicios Sociales del Gobierno Vasco, puso sobre la mesa la problemática que se está generando en torno al aumento en la prevalencia de patologías físicas entre las .

El jefe de Asistencia Psiquiátrica y Salud Mental de Osakidetza, José Antonio de la Rica, explicó que no sólo es que exista una gran diferencia entre la prevalencia de enfermedades físicas en personas con enfermedad mental y entre el resto de la población, sino que “esta brecha se está haciendo cada vez más importante”. Para De la Rica, este aumento evidente de enfermedades físicas en las personas con enfermedad mental grave constituye un considerable problema de salud pública, que tiene que velar por la buena salud física y mental de los ciudadanos.

En este sentido, apuntó como alternativa que tanto como personas con enfermedad mental y los propios profesionales, tomen conciencia de que es un problema mayor y que se introduzcan en los servicios de Atención Primaria y en los Centros de Salud Mental elementos de formación que permitan un mejor tratamiento y un abordaje integral de la salud entre las personas con trastorno mental.

Por su parte, tanto la presidenta de FEDEAFES, Mª Ángeles Arbaizagoitia, como la presidenta de la Asociación Alavesa de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (ASAFES), Carmen Rodríguez, coincidieron en afirmar que en muchas ocasiones los problemas físicos son obviados por los profesionales de atención primaria o los servicios de urgencia, amparándose en la propia enfermedad mental, es decir, como si los problemas físicos que refieren, fuesen producto de la imaginación o la invención de esos pacientes.

Ambas representantes del movimiento asociativo abordaron además el necesario cuidado de los hábitos de vida como la alimentación, el ejercicio físico o evitar el consumo de sustancias tóxicas para mantener un mejor estado de salud general.

Así lo puso de manifiesto también el médico adjunto de la Unidad de Medicina Interna del Hospital Psiquiátrico de Álava, David Avellanal Legarda, quien afirmó que más de la mitad de las personas con enfermedad mental tienen patologías físicas importantes que “pasan mayoritariamente desapercibidas y se tratan menos que entre la población en general”.

Avellanal Legarda señaló que el uso de la medicación antipsicótica produce un aumento del riesgo cardiovascular por lo que alertó del cuidado en la prescripción y elección de los fármacos.

Por último, la psiquiatra del Hospital Santiago Apóstol de la capital alavesa, Ana González Pinto, insistió en la conveniencia de promover programas de hábitos de vida saludable para este colectivo tanto a través de la Atención Primaria y los servicios de Salud Mental como a través de otras instituciones públicas cercanas a los ciudadanos.

La celebración de esta Jornada parte del hecho de que la esperanza de vida de las personas con enfermedad mental se acorta por problemas de su salud física, y no tanto por posibles consecuencias relacionadas con la salud mental. Diabetes, tabaquismo, o síndrome metabólico son algunos de los factores de riesgo agudizados en las personas con enfermedad mental. A esto se le unen otros agravantes como la dificultad para cumplir con el tratamiento y la falta de coordinación en el sistema sanitario y social actual.

Comparte y disfruta
    Feafes