• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
18 mar 2016

“El futuro del movimiento de SALUD MENTAL ESPAÑA estará diseñado con la total participación de las personas con trastorno mental, organizadas para exigir su derecho a la salud mental”

Artículo de opinión del presidente de la Confederación, Nel A. González Zapico, publicado en el nº 3 de la Revista Encuentro de 2015.

Nel Anxelu González. Presidente de SALUD MENTAL ESPAÑA

Me gustaría dirigirme a las personas que actualmente, al igual que yo en su día se dirigen a una asociación, se asocian y quieren colaborar.

También a las personas que participan en la vida asociativa y tienen interés en que las cosas mejoren y se avance en la atención en salud mental.

No se trata de palabras, de más palabras bien pensadas. Se trata, más bien, de la manifestación de mi compromiso personal. Podría definirlo, sin temor a exagerar, en un compromiso personal que nace de un estado de necesidad que emana de mi propia experiencia vital. Un compromiso con la dignidad.

En mi devenir vital no hay diferencias, entender la vida es independiente y menos importante que vivirla plenamente. Con este planteamiento, quiero desgranar en qué consiste mi compromiso.

En primer lugar, acoger, escuchar y orientar a todas las personas que se encuentran con la enfermedad mental en su vida.

En el movimiento asociativo debemos, de nuevo, plantearnos cómo realizar esta tarea fundamental. Sabiendo que no hay mayor satisfacción que poder ayudar a la gente en momentos de tanta y descorazonadora incertidumbre.

En segundo lugar, estar capacitados para analizar y, una vez analizado, corregir el estado en que se encuentran nuestras asociaciones. Debemos garantizar el futuro y debemos informar y promover la y el cambio generacional. Personas nuevas en tiempos nuevos renovando la ilusión y el bien hacer.

En tercer lugar, y sin que sea el tercero en orden de importancia, quiero afirmar mi compromiso con los derechos de las personas. No puedo ni quiero entender mi compromiso sin hacer este planteamiento. Nosotros, y yo a la cabeza, debemos ser los paladines de estos derechos.

Personas habrá que no saben qué decir y otras que aunque lo digan no son escuchadas y, si son escuchadas, sus demandas no son tenidas en cuenta. Por esas personas hablaremos alto y claro, por los que no tienen voz o son silenciados. Nosotros seremos su voz para pedir, para ofrecer, para exigir.

Y personas hay que tienen mucho que decir. Que saben muy bien lo que dicen. Que deben ser escuchadas. Para estas personas queremos ser el instrumento, la plataforma que les permita ser protagonistas en primera persona dentro del movimiento asociativo y en la sociedad.

No tenemos ninguna duda, el futuro del movimiento de estará diseñado con la total participación de las personas con trastorno mental, organizadas para exigir su derecho a la salud mental.

Todos seremos beneficiarios de esos derechos y por eso, ya desde ahora, a todas estas personas valientes, mi total gratitud.

La salud mental de la gente y el bienestar privado y público no es una utopía.  Es un derecho y es posible de alcanzar. Por eso os pido unir fuerzas, nuestro buen hacer, nuestra experiencia y nuestras ilusiones para conseguirlo.

El futuro es nuestro. No hay vuelta atrás.

Artículo publicado en el nº 3 de la revista Encuentro en 2015.

Comparte y disfruta
    Feafes