• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
06 may 2015

El movimiento asociativo de las personas con trastorno mental y familiares dice NO al copago confiscatorio

El movimiento de la discapacidad ha puesto en marcha una recogida de firmas para impulsar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para modificar el denominado ‘copago confiscatorio’ en lo que a la atención en dependencia se refiere. Este copago se considera carente de equidad y de justicia material, por lo que se pide una aplicación del mismo más justa y coherente.

Esta acción, promovida por el (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) requiere recoger 500 mil firmas para que el admita a trámite, es decir, valore debatir, una Iniciativa Legislativa Popular contra el confiscatorio en la conocida como “”. Esta Iniciativa propone establecer criterios más claros, justos e iguales en relación con la capacidad económica y la participación en el coste de las prestaciones de autonomía personal y atención a la dependencia por parte de las personas beneficiarias, esto es, mujeres y hombres con discapacidad y personas mayores.

El movimiento asociativo de personas con enfermedad mental y familiares, a través de la Confederación FEAFES, se ha unido a esta iniciativa, que incluye estas medidas:
– Exclusión del copago a quienes perciban menos de 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM)
– Fijación de una aportación máxima por persona que no sea superior al 60% del coste del servicio al que accede
– Garantía de que cada persona dispondrá de una cantidad mínima para destinar a gastos personales que no sea inferior al 40% de su capacidad económica

“La aplicación del copago en los centros de rehabilitación y reinserción social de las personas con enfermedad mental hace que, en muchos casos, dejen de acudir a ellos”

 

¿Por qué se une a esta iniciativa?

 

Firma-copago-confiscatorioLa defensa de los derechos de las personas con trastorno mental y de sus familias es la máxima que ha llevado a la Confederación a unirse con el resto de las entidades del mundo asociativo de la discapacidad, bajo el paraguas del CERMI, en contra del copago confiscatorio, con la que se pretende que se establezcan criterios de copago claros y equitativos.

El movimiento asociativo FEAFES se une a esta iniciativa porque el actual sistema de copago en dependencia está llevando a millones de personas a una situación extrema, que ha derivado en un escenario insostenible en el que el esfuerzo económico recae en las propias personas en situación de dependencia y sus familias.

Se produce además la situación de que, como son las comunidades autónomas las que establecen los porcentajes del copago, se han generado desigualdades según el lugar de residencia. Hay comunidades en las que las personas en situación de dependencia tienen que pagar casi el total de los servicios que utilizan.

“El actual sistema de copago en Dependencia está llevando a millones de personas a una situación extrema”

“Desde la Confederación vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para mejorar esta situación, ya que, entre otras consecuencias, la aplicación del copago en los centros de rehabilitación y reinserción social de las personas con enfermedad mental hace que, en muchos casos, dejen de acudir a ellos. Esto provoca un empeoramiento en su calidad de vida y supone un freno en el desarrollo de su autonomía”, asegura el presidente de FEAFES, José María Sánchez Monge.

El CERMI ha creado una página web (www.ilp.cermi.es) con información sobre esta iniciativa. La página cuenta con videos y material divulgativo.

 

Datos relevantes sobre el copago confiscatorio en la ley de dependencia

 

- En los años de la crisis (entre 2009 y 2013) la media de la cantidad que aportan quienes utilizan el sistema de dependencia por las ayudas que reciben se había disparado un 68%, desde 960 euros a 1.613 euros.

- Hay comunidades autónomas en las que las personas en situación de dependencia deben aportar hasta un 90% del coste del servicio.

- Esta ILP supone dar continuidad y amparo a la reiterada preocupación del movimiento asociativo ante el malestar ocasionado por el llamado “copago”, que se tradujo en un recurso presentado y ganado por el CERMI ante los tribunales contra el acuerdo de 2008.

Si estás de acuerdo con esta iniciativa y quieres unirte a la causa, puedes dirigirte a tu entidad FEAFES más cercana o firmar con tu DNI electrónico entrando en la web www.cermi.es

Artículo incluido en el número 1 de la Revista Encuentro del año 2015.

Comparte y disfruta
    Feafes