WP_Post Object
(
    [ID] => 80317
    [post_author] => 2
    [post_date] => 2021-10-08 08:50:52
    [post_date_gmt] => 2021-10-08 06:50:52
    [post_content] => [vc_row][vc_column width="1/2"][vc_column_text]Después de más de un año de pandemia, que ha dado un vuelco a la vida de muchas personas y en el que se han acentuado y agravado las desigualdades sociales, una de las principales consecuencias se ha manifestado en el empeoramiento de la salud mental de las personas, en general, pero aún más y en particular en la de personas en situación de vulnerabilidad.

Numerosos estudios han demostrado que las desigualdades sociales constituyen un factor de riesgo para desarrollar un problema de salud mental, e incluso la propia OMS reconoce que existen desigualdades sistémicas que son desencadenantes directos de las diferencias del estado de la salud mental de la población.

Por ello, y en el marco del Día Mundial de la Salud Mental que se celebra el próximo 10 de octubre, la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA organizó ayer, 7 de octubre, un acto, financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y la Fundación ONCE, en el que reclamó el “derecho a la salud mental como un atributo universal y necesario”. Asimismo, se reivindicó el desarrollo de medidas que mejoren el acceso igualitario a la atención a la salud mental y, en el largo plazo, de políticas de carácter estructural que cambien el funcionamiento del sistema actual, para garantizar realmente los derechos humanos y que no ponga en peligro la salud, y con ello, la salud mental de las personas.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/2"][vc_video link="https://www.youtube.com/watch?v=ZsFL6oAp-qE"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/2"][vc_single_image image="80319" img_size="full" onclick="link_image"][/vc_column][vc_column width="1/2"][vc_column_text]Nel González Zapico, presidente de SALUD MENTAL ESPAÑA, en su discurso de bienvenida destacó que “el mundo es un lugar desigual, no es ningún secreto. Todos y todas lo sabemos. El problema es que las desigualdades van en aumento y lo hacen a un ritmo acelerado. ¿Quién diría que la situación económica, social, educativa, geográfica, racial o de discapacidad de una persona, tiene nada que ver con su salud mental? Pues tiene relación, y mucha”.

En el evento, que tuvo lugar en el auditorio de la Casa Encendida, de Madrid, también participaron, Jesús Martín Blanco, director general de Derechos de las Personas con Discapacidad del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Alberto Durán, vicepresidente de Fundación ONCE y María Luisa Carcedo, diputada y ex ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, que fue la encargada de cerrar el acto con la lectura de la Proclama.

La lectura del manifiesto, elaborado para este día por el Comité Pro Salud Mental en Primera Persona y la Red Estatal de Mujeres SALUD MENTAL ESPAÑA, corrió a cargo de Javier Moreno, en representación de todo el movimiento asociativo, que, entre otros muchos aspectos, denunció “la despersonalización de la sociedad y la escasez de oportunidades, que han propiciado una realidad donde la imagen dominante es la desigualdad”.  [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]En este documento, las y los representantes del movimiento asociativo con experiencia en primera persona, señalaron a la desigualdad económica como el principal obstáculo a vencer para asegurar una buena salud mental, y al que van asociadas otras desigualdades como la educativa, la geográfica o, en determinadas circunstancias, también la racial y étnica.

La desigualdad de género es otro de los elementos criticados en el manifiesto, especialmente por la Red Estatal de Mujeres SALUD MENTAL ESPAÑA, que exigieron la “creación de protocolos específicos de atención en salud mental teniendo en cuenta la interseccionalidad, que es la que mide el entorno a las circunstancias de cada mujer. En este sentido, la conciliación familiar es un aspecto importante”.  

Asimismo, reivindicaron el empoderamiento del colectivo, en concreto a través del empleo, recordando que “el 84% de las personas de nuestro colectivo no tenemos un proyecto de vida basado en el trabajo” y advirtiendo que “trabajar por la salud mental es trabajar por el bienestar de la sociedad y de nuestro futuro”. 

Tras la lectura del manifiesto, Alberto Durán manifestó su apoyo al movimiento asociativo SALUD MENTAL ESPAÑA, y denunció el “problema de invisibilidad de la salud mental para lo bueno y de visibilidad para lo malo, para el estigma y la discriminación”. En este sentido, apremió a poner soluciones, asumiendo que “una sociedad en la que no se pone remedio a los problemas de salud mental no va a ser sostenible” y destacó la importancia de trabajar el bienestar emocional desde el ámbito educativo y edades tempranas, poniendo el foco, entre otras situaciones, en las adicciones.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/2"][vc_column_text]Salud mental en primera persona

La parte central del acto estuvo protagonizada por el cómico, guionista y comunicador Ángel Martín, y la escritora Espido Freire, quienes compartieron públicamente su experiencia con los problemas de salud mental, aportando también propuestas y visibilizando las necesidades y el camino que aún queda por recorrer para lograr una sociedad sana mentalmente.

Para la escritora, las circunstancias que rodean a la persona son determinantes para recuperarse de un problema de salud mental. “No se trata tanto de la voluntad de la persona, sino que esa voluntad se ve mermada por las circunstancias que la rodean y el estigma que sufre. Si lo vive en secreto le será más complicado salir”.

También quiso romper una lanza en favor de la atención a las cuidadoras: “es muy importante que ellas también tengan acceso a terapia” y pidió a los poderes públicos más inversión en recursos “para profesionales, formación, sanidad pública, atención infanto-juvenil, para las familias”. Como experta del lenguaje, Freire destacó la importancia de que exista en todo momento una “comunicación precisa y desmitificadora para que las personas con un problema de salud mental estén informadas y sepan cómo poner soluciones”.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/2"][vc_single_image image="80329" img_size="full" onclick="link_image"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Por su parte, Ángel Martín apeló a la necesidad de “hacer entender a la gente que tienen que perder el miedo a contar que están mal” y de no compararse con otras personas en otras circunstancias, “porque corres el riesgo de dejar de atender a tu estado si te comparas con otros que crees que están peor que tú”.

En cuanto a los recursos, criticó que todo se centre en que hace falta más dinero, “porque no es lo urgente. Lo primero que hace falta es que la gente entienda lo que le pasa y que necesita ayuda y es imprescindible enseñar a las personas a detectar que se encuentran mal, pero también enseñarles a cuidar a la gente y por eso es importante empezar en los colegios”.

A continuación, intervino Martín Blanco quien admitió que “la toma de conciencia ayuda a educar en la equidad”. “En el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 queremos que vuestro bienestar, vuestra inclusión sea un derecho, ya que en caso de incumplimiento se puede acudir a la justicia”, apuntó.

Para concluir, destacó la importancia del protagonismo de la primera persona, y alentó a “abrir armarios para que la persona con problema de salud mental tenga voz propia”.

El acto culminó con la lectura de la Proclama del Día Mundial de la Salud Mental 2021, a cargo de la exministra Carcedo, y a través de la cual, instó a los distintos agentes políticos, sociales, empresariales y educativos, entre otros, a trabajar en estrategias que “incentiven la disminución de las desigualdades” en los numerosos ámbitos en los que estas se producen, de manera que favorezcan una buena salud mental en la población “y que deje de ser la hermana pobre de la salud”.[/vc_column_text][vc_single_image image="80333" img_size="full" onclick="link_image"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Puedes ser tú

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental de este año, la Confederación ha buscado sensibilizar y llegar con sus mensajes a más personas, a través de las redes sociales y las nuevas tecnologías, proponiendo un juego online, cuya finalidad es derribar estereotipos e informar sobre las numerosas causas que pueden provocar un problema de salud mental, poniendo de relieve las desigualdades sociales, como principal factor de riesgo.

El juego, financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, presenta a cincuenta personajes muy diversos, repartidos en varias pantallas, y plantea a las jugadoras y jugadores la opción de seleccionar a tres que consideren que pueden tener un problema de salud mental. Una vez seleccionados los tres personajes, el juego indica los aciertos y los fallos, argumentándolos con las historias de vida de dichos personajes. De esta manera, la persona que juega accede a información relacionada con las causas de carácter económico, social, laboral o personal, que desencadenan un problema de salud mental, y las que no.

Los personajes se ubican en un entorno urbano, que representa una plaza de cualquier ciudad, y entre ellos se pueden encontrar a personas jóvenes, mayores, racializadas, trabajadoras del campo o de oficina, religiosas, niños y niñas, etc.

Aunque el juego ya está disponible, la Confederación quiere abrirlo a todos los públicos y para ello, organizará el próximo 23 de octubre un evento lúdico en la Nave de Terneras, en Matadero de Madrid, donde se podrá jugar, obtener información y bailar al ritmo de conocidos y conocidas cantantes que han tenido experiencias en primera persona con los problemas de salud mental.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][vc_btn title="VOLVER A NOTICIAS" style="gradient-custom" gradient_custom_color_1="#ffffff" gradient_custom_color_2="#ffffff" gradient_text_color="#005b50" shape="square" align="center" i_icon_fontawesome="fa fa-chevron-circle-left" add_icon="true" link="url:%2Fnoticias%2F|title:NOTICIAS||"][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][/vc_row]
    [post_title] => SALUD MENTAL ESPAÑA reclama el derecho a la salud mental como “un atributo universal y necesario”
    [post_excerpt] => Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el próximo 10 de octubre, la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA celebró ayer un acto en el que se reivindicaron medidas para mejorar la atención socio-sanitaria, pero también el desarrollo de políticas estructurales, que reduzcan realmente las desigualdades y con ello, se favorezca la salud mental de la población.
    [post_status] => publish
    [comment_status] => closed
    [ping_status] => open
    [post_password] => 
    [post_name] => reclama-derecho-salud-mental
    [to_ping] => 
    [pinged] => 
    [post_modified] => 2021-10-09 13:48:36
    [post_modified_gmt] => 2021-10-09 11:48:36
    [post_content_filtered] => 
    [post_parent] => 0
    [guid] => https://consaludmental.org/?p=80317
    [menu_order] => 0
    [post_type] => post
    [post_mime_type] => 
    [comment_count] => 0
    [filter] => raw
)

Noticias

Estás aquí:

SALUD MENTAL ESPAÑA reclama el derecho a la salud mental como “un atributo universal y necesario”

08/10/2021

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el próximo 10 de octubre, la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA celebró ayer un acto en el que se reivindicaron medidas para mejorar la atención socio-sanitaria, pero también el desarrollo de políticas estructurales, que reduzcan realmente las desigualdades y con ello, se favorezca la salud mental de la población.

Después de más de un año de pandemia, que ha dado un vuelco a la vida de muchas personas y en el que se han acentuado y agravado las desigualdades sociales, una de las principales consecuencias se ha manifestado en el empeoramiento de la salud mental de las personas, en general, pero aún más y en particular en la de personas en situación de vulnerabilidad.

Numerosos estudios han demostrado que las desigualdades sociales constituyen un factor de riesgo para desarrollar un problema de salud mental, e incluso la propia OMS reconoce que existen desigualdades sistémicas que son desencadenantes directos de las diferencias del estado de la salud mental de la población.

Por ello, y en el marco del Día Mundial de la Salud Mental que se celebra el próximo 10 de octubre, la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA organizó ayer, 7 de octubre, un acto, financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y la Fundación ONCE, en el que reclamó el “derecho a la salud mental como un atributo universal y necesario”. Asimismo, se reivindicó el desarrollo de medidas que mejoren el acceso igualitario a la atención a la salud mental y, en el largo plazo, de políticas de carácter estructural que cambien el funcionamiento del sistema actual, para garantizar realmente los derechos humanos y que no ponga en peligro la salud, y con ello, la salud mental de las personas.

Día Mundial Salud Mental 2021 Nel González

Nel González Zapico, presidente de SALUD MENTAL ESPAÑA, en su discurso de bienvenida destacó que “el mundo es un lugar desigual, no es ningún secreto. Todos y todas lo sabemos. El problema es que las desigualdades van en aumento y lo hacen a un ritmo acelerado. ¿Quién diría que la situación económica, social, educativa, geográfica, racial o de discapacidad de una persona, tiene nada que ver con su salud mental? Pues tiene relación, y mucha”.

En el evento, que tuvo lugar en el auditorio de la Casa Encendida, de Madrid, también participaron, Jesús Martín Blanco, director general de Derechos de las Personas con Discapacidad del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Alberto Durán, vicepresidente de Fundación ONCE y María Luisa Carcedo, diputada y ex ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, que fue la encargada de cerrar el acto con la lectura de la Proclama.

La lectura del manifiesto, elaborado para este día por el Comité Pro Salud Mental en Primera Persona y la Red Estatal de Mujeres SALUD MENTAL ESPAÑA, corrió a cargo de Javier Moreno, en representación de todo el movimiento asociativo, que, entre otros muchos aspectos, denunció “la despersonalización de la sociedad y la escasez de oportunidades, que han propiciado una realidad donde la imagen dominante es la desigualdad”.  

En este documento, las y los representantes del movimiento asociativo con experiencia en primera persona, señalaron a la desigualdad económica como el principal obstáculo a vencer para asegurar una buena salud mental, y al que van asociadas otras desigualdades como la educativa, la geográfica o, en determinadas circunstancias, también la racial y étnica.

La desigualdad de género es otro de los elementos criticados en el manifiesto, especialmente por la Red Estatal de Mujeres SALUD MENTAL ESPAÑA, que exigieron la “creación de protocolos específicos de atención en salud mental teniendo en cuenta la interseccionalidad, que es la que mide el entorno a las circunstancias de cada mujer. En este sentido, la conciliación familiar es un aspecto importante”. 

Asimismo, reivindicaron el empoderamiento del colectivo, en concreto a través del empleo, recordando que “el 84% de las personas de nuestro colectivo no tenemos un proyecto de vida basado en el trabajo” y advirtiendo que “trabajar por la salud mental es trabajar por el bienestar de la sociedad y de nuestro futuro”.

Tras la lectura del manifiesto, Alberto Durán manifestó su apoyo al movimiento asociativo SALUD MENTAL ESPAÑA, y denunció el “problema de invisibilidad de la salud mental para lo bueno y de visibilidad para lo malo, para el estigma y la discriminación”. En este sentido, apremió a poner soluciones, asumiendo que “una sociedad en la que no se pone remedio a los problemas de salud mental no va a ser sostenible” y destacó la importancia de trabajar el bienestar emocional desde el ámbito educativo y edades tempranas, poniendo el foco, entre otras situaciones, en las adicciones.

Salud mental en primera persona

La parte central del acto estuvo protagonizada por el cómico, guionista y comunicador Ángel Martín, y la escritora Espido Freire, quienes compartieron públicamente su experiencia con los problemas de salud mental, aportando también propuestas y visibilizando las necesidades y el camino que aún queda por recorrer para lograr una sociedad sana mentalmente.

Para la escritora, las circunstancias que rodean a la persona son determinantes para recuperarse de un problema de salud mental. “No se trata tanto de la voluntad de la persona, sino que esa voluntad se ve mermada por las circunstancias que la rodean y el estigma que sufre. Si lo vive en secreto le será más complicado salir”.

También quiso romper una lanza en favor de la atención a las cuidadoras: “es muy importante que ellas también tengan acceso a terapia” y pidió a los poderes públicos más inversión en recursos “para profesionales, formación, sanidad pública, atención infanto-juvenil, para las familias”. Como experta del lenguaje, Freire destacó la importancia de que exista en todo momento una “comunicación precisa y desmitificadora para que las personas con un problema de salud mental estén informadas y sepan cómo poner soluciones”.

Por su parte, Ángel Martín apeló a la necesidad de “hacer entender a la gente que tienen que perder el miedo a contar que están mal” y de no compararse con otras personas en otras circunstancias, “porque corres el riesgo de dejar de atender a tu estado si te comparas con otros que crees que están peor que tú”.

En cuanto a los recursos, criticó que todo se centre en que hace falta más dinero, “porque no es lo urgente. Lo primero que hace falta es que la gente entienda lo que le pasa y que necesita ayuda y es imprescindible enseñar a las personas a detectar que se encuentran mal, pero también enseñarles a cuidar a la gente y por eso es importante empezar en los colegios”.

A continuación, intervino Martín Blanco quien admitió que “la toma de conciencia ayuda a educar en la equidad”. “En el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 queremos que vuestro bienestar, vuestra inclusión sea un derecho, ya que en caso de incumplimiento se puede acudir a la justicia”, apuntó.

Para concluir, destacó la importancia del protagonismo de la primera persona, y alentó a “abrir armarios para que la persona con problema de salud mental tenga voz propia”.

El acto culminó con la lectura de la Proclama del Día Mundial de la Salud Mental 2021, a cargo de la exministra Carcedo, y a través de la cual, instó a los distintos agentes políticos, sociales, empresariales y educativos, entre otros, a trabajar en estrategias que “incentiven la disminución de las desigualdades” en los numerosos ámbitos en los que estas se producen, de manera que favorezcan una buena salud mental en la población “y que deje de ser la hermana pobre de la salud”.

Puedes ser tú

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental de este año, la Confederación ha buscado sensibilizar y llegar con sus mensajes a más personas, a través de las redes sociales y las nuevas tecnologías, proponiendo un juego online, cuya finalidad es derribar estereotipos e informar sobre las numerosas causas que pueden provocar un problema de salud mental, poniendo de relieve las desigualdades sociales, como principal factor de riesgo.

El juego, financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, presenta a cincuenta personajes muy diversos, repartidos en varias pantallas, y plantea a las jugadoras y jugadores la opción de seleccionar a tres que consideren que pueden tener un problema de salud mental. Una vez seleccionados los tres personajes, el juego indica los aciertos y los fallos, argumentándolos con las historias de vida de dichos personajes. De esta manera, la persona que juega accede a información relacionada con las causas de carácter económico, social, laboral o personal, que desencadenan un problema de salud mental, y las que no.

Los personajes se ubican en un entorno urbano, que representa una plaza de cualquier ciudad, y entre ellos se pueden encontrar a personas jóvenes, mayores, racializadas, trabajadoras del campo o de oficina, religiosas, niños y niñas, etc.

Aunque el juego ya está disponible, la Confederación quiere abrirlo a todos los públicos y para ello, organizará el próximo 23 de octubre un evento lúdico en la Nave de Terneras, en Matadero de Madrid, donde se podrá jugar, obtener información y bailar al ritmo de conocidos y conocidas cantantes que han tenido experiencias en primera persona con los problemas de salud mental.