WP_Post Object
(
    [ID] => 70666
    [post_author] => 3
    [post_date] => 2020-06-12 10:40:09
    [post_date_gmt] => 2020-06-12 08:40:09
    [post_content] => [vc_row][vc_column width="1/4"][vc_single_image image="70668" img_size="full" alignment="center" onclick="link_image"][/vc_column][vc_column width="3/4"][vc_column_text]El pasado mes de diciembre, el movimiento asociativo de SALUD MENTAL ESPAÑA volvió a darme su confianza para presidir la Confederación durante los próximos cuatro años. Para mí es un honor seguir representando a este movimiento, y continuar trabajando para que se respeten los derechos de las personas con problemas de salud mental y los de su entorno.

Como un faro que nos guiará durante este período, el movimiento asociativo ha desarrollado el Plan Estratégico 2019-2022, cuyo objetivo es colocar la atención y la prevención de la salud mental en el lugar que se merece. Este plan marca la línea que nos gustaría seguir a corto y medio plazo, asumiendo siempre el reto de dar respuesta a las necesidades de las personas con problemas de salud mental y sus familias, en un contexto exigente y en permanente cambio.

Y esta capacidad de adaptación a los nuevos escenarios que puedan producirse es ahora más importante que nunca. Todos sabemos que el escenario sanitario, social y económico está cambiando drásticamente debido a la llegada a nuestro país del Covid-19. El confinamiento de la inmensa mayoría de la población española debido al estado de alarma, ha conllevado situaciones difíciles a nivel de salud física y mental para muchas personas. Además, a la crisis económica y social a la que nos enfrentamos, cuyas dimensiones reales aún desconocemos, se suman los efectos del aislamiento, las pérdidas, los duelos sin resolver, etc.

En este punto, me gustaría agradecer el nivel de implicación, de dedicación y compromiso que los y las profesionales de sectores esenciales están demostrando en esta época en la que tanto les necesitamos.

Ante esta situación de emergencia, hemos creado varias campañas dirigidas a la población con recomendaciones para afrontar los desafíos que nos ha planteado esta situación, que es nueva para todos.

Ahora bien, hemos de ser conscientes de que el desbordamiento sanitario por la falta de salud física, abocará muy probablemente a una saturación inmensa en el sistema de salud mental, que ya era muy deficitario antes de la crisis.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]En este tiempo de incertidumbre, desde SALUD MENTAL ESPAÑA queremos lanzar un mensaje de esperanza y reivindicar que, ahora más que nunca, la salud mental debe ser una prioridad,  si cabe más importante de lo que ya era.

En lo que toca a nuestras posibilidades debemos, además, hacer una reflexión colectiva sobre la proactividad necesaria para que la salud mental y el bienestar se orienten hacia objetivos claros, y no solo individuales, sino también colectivos. Debemos ser capaces de hacer aportaciones reales a las necesidades colectivas y comunitarias, al igual que lo estamos haciendo a las necesidades individuales.

La salud mental y el bienestar deben ser una realidad para todas las personas y a todas las edades. La tristísima realidad que nos está tocando vivir, origina un daño enorme a la salud mental de la población. En ocasiones, parece que la vida de algunas personas tiene menos valor y se les abandona por un simple principio de utilidad. Pero la vida de las personas mayores, con discapacidad o con problemas de salud mental, es tan importante y tan sagrada como toda vida.

En definitiva, la sociedad y las administraciones públicas deben apoyar en la medida de lo posible a las personas con trastorno mental y sus familias, pero también cuidar la salud mental de la población general. Es necesario hacerlo para que el bienestar de las personas sea una realidad.

Artículo de opinión publicado en el nº 1 de la Revista Encuentro, 2020.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][vc_btn title="VOLVER A NOTICIAS" style="gradient-custom" gradient_custom_color_1="#ffffff" gradient_custom_color_2="#ffffff" gradient_text_color="#005b50" shape="square" align="center" i_icon_fontawesome="fa fa-chevron-circle-left" add_icon="true" link="url:%2Fnoticias%2F|title:NOTICIAS||"][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][/vc_row]
    [post_title] => La salud mental, indispensable en tiempos de incertidumbre
    [post_excerpt] => Artículo de opinión del presidente de la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA, publicada en el nº1 de la Revista Encuentro, 2020.
    [post_status] => publish
    [comment_status] => closed
    [ping_status] => open
    [post_password] => 
    [post_name] => salud-mental-indispensable-incertidumbre
    [to_ping] => 
    [pinged] => 
https://consaludmental.org/centro-documentacion/revista-encuentro-no-1-2020/
    [post_modified] => 2020-06-12 10:42:44
    [post_modified_gmt] => 2020-06-12 08:42:44
    [post_content_filtered] => 
    [post_parent] => 0
    [guid] => https://consaludmental.org/?p=70666
    [menu_order] => 0
    [post_type] => post
    [post_mime_type] => 
    [comment_count] => 0
    [filter] => raw
)

Noticias

Estás aquí:

La salud mental, indispensable en tiempos de incertidumbre

12/06/2020

Nel González Zapico, presidente SALUD MENTAL ESPAÑA-DMSM18-p Artículo de opinión del presidente de la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA, publicada en el nº1 de la Revista Encuentro, 2020.
Nel González Zapico, presidente SALUD MENTAL ESPAÑA-DMSM18-p

El pasado mes de diciembre, el movimiento asociativo de SALUD MENTAL ESPAÑA volvió a darme su confianza para presidir la Confederación durante los próximos cuatro años. Para mí es un honor seguir representando a este movimiento, y continuar trabajando para que se respeten los derechos de las personas con problemas de salud mental y los de su entorno.

Como un faro que nos guiará durante este período, el movimiento asociativo ha desarrollado el Plan Estratégico 2019-2022, cuyo objetivo es colocar la atención y la prevención de la salud mental en el lugar que se merece. Este plan marca la línea que nos gustaría seguir a corto y medio plazo, asumiendo siempre el reto de dar respuesta a las necesidades de las personas con problemas de salud mental y sus familias, en un contexto exigente y en permanente cambio.

Y esta capacidad de adaptación a los nuevos escenarios que puedan producirse es ahora más importante que nunca. Todos sabemos que el escenario sanitario, social y económico está cambiando drásticamente debido a la llegada a nuestro país del Covid-19. El confinamiento de la inmensa mayoría de la población española debido al estado de alarma, ha conllevado situaciones difíciles a nivel de salud física y mental para muchas personas. Además, a la crisis económica y social a la que nos enfrentamos, cuyas dimensiones reales aún desconocemos, se suman los efectos del aislamiento, las pérdidas, los duelos sin resolver, etc.

En este punto, me gustaría agradecer el nivel de implicación, de dedicación y compromiso que los y las profesionales de sectores esenciales están demostrando en esta época en la que tanto les necesitamos.

Ante esta situación de emergencia, hemos creado varias campañas dirigidas a la población con recomendaciones para afrontar los desafíos que nos ha planteado esta situación, que es nueva para todos.

Ahora bien, hemos de ser conscientes de que el desbordamiento sanitario por la falta de salud física, abocará muy probablemente a una saturación inmensa en el sistema de salud mental, que ya era muy deficitario antes de la crisis.

En este tiempo de incertidumbre, desde SALUD MENTAL ESPAÑA queremos lanzar un mensaje de esperanza y reivindicar que, ahora más que nunca, la salud mental debe ser una prioridad,  si cabe más importante de lo que ya era.

En lo que toca a nuestras posibilidades debemos, además, hacer una reflexión colectiva sobre la proactividad necesaria para que la salud mental y el bienestar se orienten hacia objetivos claros, y no solo individuales, sino también colectivos. Debemos ser capaces de hacer aportaciones reales a las necesidades colectivas y comunitarias, al igual que lo estamos haciendo a las necesidades individuales.

La salud mental y el bienestar deben ser una realidad para todas las personas y a todas las edades. La tristísima realidad que nos está tocando vivir, origina un daño enorme a la salud mental de la población. En ocasiones, parece que la vida de algunas personas tiene menos valor y se les abandona por un simple principio de utilidad. Pero la vida de las personas mayores, con discapacidad o con problemas de salud mental, es tan importante y tan sagrada como toda vida.

En definitiva, la sociedad y las administraciones públicas deben apoyar en la medida de lo posible a las personas con trastorno mental y sus familias, pero también cuidar la salud mental de la población general. Es necesario hacerlo para que el bienestar de las personas sea una realidad.

Artículo de opinión publicado en el nº 1 de la Revista Encuentro, 2020.