• facebook
  • twitter
  • youtube
  • Linkedin
  • instagram
  • wikipedia
  • RSS
25 oct 2019

El futuro se escribe en primera persona

Las entidades de SALUD MENTAL ESPAÑA han entrado en un nuevo ciclo. En apenas dos años distintas personas con experiencia propia en salud mental han ido asumiendo la presidencia de sus federaciones autonómicas, abriendo así un camino histórico en el movimiento asociativo. Así es cómo lo han vivido y cómo son los principales retos a los que se enfrentan.

Nuestro futuro se escribe ”. Así describe Nel González Zapico el rumbo de la Confederación , la organización que preside desde 2015. Solo de esta manera, vaticina, “las personas con problemas de , organizadas para exigir sus derechos desde el movimiento asociativo, harán llegar su voz al resto de la sociedad, que ya no podrá seguir ignorándolas”.

Con el nombramiento de Elena Briongos como presidenta de la Federación Salud Mental Castilla y León en enero de este año, ya son cuatro las personas con experiencia propia que presiden alguna federación miembro de SALUD MENTAL ESPAÑA, sumándose a la designación de Enrique González como presidente de la Federación Salud Mental Canarias; Basilio García, como presidente de Salud Mental Ceuta y de Manuel Movilla, presidente de FEAFES Andalucía Salud Mental.

De esta forma desde principios de 2019 el 20 % de la Junta Directiva de la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA está formada por personas con problemas de salud mental. ¿Qué puede aportar el hecho de tener experiencia propia en salud mental a la hora de liderar una entidad?

Elena Briongos

Parece lógico que una entidad, cuyo fin principal sea mejorar la vida de las personas con un diagnóstico, esté liderado por alguien que ha pasado por esa experiencia”, explica Elena Briongos. Lógico, y sin embargo, “en general hasta hace muy poco, quienes ocupaban los órganos de gobierno eran profesionales y/o familiares. Nosotras, las personas con experiencia propia, solo acudíamos como usuarios y usuarias y no se había conseguido promover nuestra participación dentro de muchas entidades desde que surgieran hace más de 30 años”, puntualiza Enrique González.

“El camino que nos queda por recorrer lo decidiremos entre todos”

Entonces, ¿cuál ha sido la clave para lograrlo? Para el nuevo presidente de la federación canaria es el empoderamiento (individual y colectivo). “Pienso que la clave está en generar canales de participación donde la persona encuentre el potencial para desarrollar sus capacidades, y crecer en cuestiones que muchas veces pasan por un ejercicio de responsabilidad, compromiso, autoconocimiento, adquisición de roles activos, disfrute y realización personal”.

Una nueva etapa de participación y empoderamiento ha comenzado su andadura en el movimiento asociativo. ¿Qué papel juegan en ella las personas con experiencia propia?

Para mí, esta etapa empezó hace mucho tiempo”, explica la presidenta de Salud Mental Castilla y León, “cuando empecé a participar como vocal en la Junta Directiva de Salud Mental Aranda y de forma más concreta, cuando formamos el Comité Pro Salud Mental en Primera Persona. A veces hay que recordar el camino que hemos hecho ya. El que nos queda por recorrer lo decidiremos entre todos”.

Basilio García

Basilio García, presidente de la federación ceutí va más allá. Para él, “es un papel central” porque “ya no somos meros observadores de nuestra experiencia vital; ha llegado el momento de protagonizar el cambio hacia una vida en plenitud”. El presidente de Salud Mental Andalucía, Manuel Movilla, incide en esa idea: “Es un papel muy importante, somos la imagen viva y la voz, tanto para nuestro colectivo como para el resto de la sociedad, de que las personas con problemas de salud mental, con los apoyos adecuados, somos capaces de llevar adelante cualquier reto que nos propongamos”.

“Si además eres mujer, tienes que demostrar más”

Aunque se ha avanzado mucho, aún son muchos los mitos y prejuicios a los que se tienen que enfrentar las personas con problemas de salud mental que ejercen puestos de liderazgo. “Si además eres mujer, tienes que demostrar más”, añade Elena Briongos. “A veces si te presentas como presidenta, mujer y con una trayectoria larga en salud mental, rompes esquemas. No es lo habitual. Por eso espero llevar la voz de las mujeres con problemas de salud mental muy lejos aunque sin dejar de representar a la totalidad del colectivo”.

Enrique González

Idéntica sorpresa experimentan quienes hablan con Enrique González: “A día de hoy algunas personas con las que me he encontrado muestran su asombro o ponen cara de sorpresa cuando les digo mi ocupación y posteriormente mi diagnóstico o al revés. Su manera de comportarse de repente es otra. Parecen querer asimilar algo que de repente no les encaja”. En su opinión esto significa “que el sigue vivo”, y que está “asociado a la falta de capacidad, a no cumplir con los estereotipos y prejuicios adjudicados erróneamente a nosotras”.

“Seguimos luchando por tener las mismas oportunidades y derechos que cualquier otra persona”

A partir de ahora, serán muchos los retos a los que se enfrenten presidiendo sus federaciones.

Según el presidente de Salud Mental Ceuta, hay un reto que destaca sobre los demás: “que las personas que padecen un problema de salud mental y que permanecen en sus casas, den el salto y vengan con nosotros para compartir su experiencia única e irrepetible”. En esa línea trabajará también Elena Briongos en Castilla y León, buscando “apoyar a las mujeres con diagnóstico que viven en el entorno rural. Tienen que salir a la luz y reivindicarse. Y necesitan, especialmente, nuestro apoyo”.

Los principales retos siguen siendo los mismos que cuando me asocié a AFES Salud Mental hace más de seis años”, añade el presidente de Salud Mental Canarias. “Seguir luchando por tener las mismas oportunidades y derechos que cualquier otra persona. Seguir incidiendo políticamente para aportar nuestra visión y poner en valor nuestra labor en todos los sectores de la sociedad, promoviendo la salud mental desde las escuelas y en los medios de comunicación. Seguir reivindicando la abolición de las contenciones y denunciando todo acto o práctica que atente contra nuestra dignidad o capacidad de decisión. Seguir apostando por un modelo comunitario, no coercitivo, donde no se nos encierre, donde se nos conozca y donde podamos elegir lo mejor para nosotras mismas”.

“Ni delante ni detrás de las familias, sino al lado”

Manuel Movilla

Por su parte, el presidente de la federación andaluza considera que uno de los retos fundamentales es “lograr la apertura de los máximos canales de participación de las personas afectadas por problemas de salud mental en todos los ámbitos”, y hacerlo además “no delante ni detrás de las familias, sino al lado”.

Para Manuel Movilla, ser una de las primeras personas con experiencia propia en asumir la presidencia de una federación supone “responsabilidad, gratitud y orgullo. Andalucía fue la primera federación que incorporó en su directiva, como miembro nato, al portavoz del Comité Andaluz de Usuarias y Usuarios”.

Echo la vista atrás y veo mi trayectoria dentro del movimiento asociativo”, narra Basilio. “En realidad era un desenlace natural, y me llena de ilusión el pensar que he abierto el camino de la participación al más alto nivel dentro del movimiento asociativo. Espero que los ejemplos vayan creciendo”.

Elena Briongos también habla de orgullo y tiene esperanza de que en un futuro no muy lejano, sean muchas más las personas con experiencia propia en los órganos de gobierno: “Supone mucho trabajo, pero es un orgullo y un reto. Espero ser la primera de muchas”. Y seguro que lo será gracias al camino que hoy abren estas cuatro personas, pioneras en el movimiento asociativo.

 

Artículo publicado en el número 1 de la Revista Encuentro, 2019.

Comparte y disfruta
    Feafes